GRUPO PLAZA

Se encuentra en fase de exposición al público hasta el próximo 20 de julio

Residencial, dinámico y verde: así aspira a ser el plan de protección del centro histórico de Xàtiva

28/05/2021 - 

VALÈNCIA. "Esta ciudad no puede vivir de espaldas a su conjunto histórico y debe tener un proyecto de futuro para que la gente viva en el centro histórico y desarrolle allí sus actividades, volviendo a revitalizar este espacio". Así ha reivindicado el alcalde de Xàtiva, Roger Cerdà, la importancia del Plan Especial de Protección del Centro Histórico (PEP) que, actualmente, se encuentra en periodo de exposición pública.

Tal como indica el propio plan, su objetivo es "proteger el patrimonio natural y arquitectónico, revitalizar en el ámbito urbano, social y cultural el centro histórico de la ciudad", así como dar respuesta a las demandas de las asociaciones vecinales que conforman los barrios. Cabe recordar que Xàtiva cuenta con un Plan General vigente desde el año 2000, sin embargo, no fue hasta 2016 cuando se inició el proceso de redacción del documento.

Ahora, cinco años después, sale a exposición pública esta hoja de ruta que está destinada a marcar el futuro del centro histórico-artístico de la ciudad "durante las próximas décadas", según ha señalado el primer edil. Tras finalizar este periodo, el 20 de julio, estudiarán e incorporarán las alegaciones que consideren pertinentes y se redactará el plan definitivo, listo para su aprobación. "El conjunto histórico de Xàtiva es el segundo más importante del patrimonio cultural de la Comunitat Valenciana. Por eso se podría considerar un anacronismo que un conjunto histórico declarado desde 1982 no tuviera un plan especial de ordenación adecuado", ha admitido el arquitecto del equipo redactor del plan, Ángel Martínez Baldó.

Precisamente, la administración local ha puesto el acento en el periodo de alegaciones y ha planeado varias actividades divulgativas para dar a conocerlo. Entre ellas se encuentra, por ejemplo, una exposición de paneles ubicada en el museo de Bellas Artes que explica de manera didáctica el PEP. Así como tres rutas guiadas por los barrios de la ciudad en las que conocer in situ las implicaciones del documento.

Entrando en el fondo del plan, su ámbito de actuación contempla todo el conjunto histórico-artístico definido desde 1982, que incluye la montaña del Castell y la vertiente oeste de la sierra del Calvari, así como los barrios más antiguos de Xàtiva. Además, el documento también tiene en cuenta las zonas limítrofes del resto de la ciudad. Así pues, este plan aspira proteger este conjunto para que vuelva a ser residencial, dinámico económica, turística y socialmente, y verde con la mejora de la relación entre los barrios y la montaña.

Pero, además, uno de sus objetivos básicos es consolidar la protección del patrimonio cultural, natural y paisajístico. Para ello, han redefinido y ampliado el inventario de estos bienes de alto valor patrimonial, concretamente propone pasar del 4% al 19% de las parcelas del conjunto, es decir, de 121 edificios protegidos a 578. Eso sí, con una perspectiva amplia en la que no solo se han incluido los más reconocidos, sino también los de carácter tradicional o popular. Entre ellos destacan conjuntos como los palacios de la calle Montcada, las casas del mercado o las viviendas populares, así como escudos, fuentes o, incluso, las vistas a la montaña. Con ello pretenden también que la protección no recaiga solo sobre inmuebles de Districte Ciutat, donde ahora mismo se encuentran la mayoría de ellos, sino también sobre el resto de barrios del casco antiguo para que tengan un mínimo de edificaciones protegidas.

Un lugar para vivir y trabajar

"El conjunto histórico de Xàtiva en los últimos 35 años ha perdido un 20% de su población, en algunos barrios la despoblación ha llegado hasta el 30%, mientras que la ciudad ha crecido un 22%, es una situación muy preocupante", ha advertido el arquitecto Martínez Baldó. Para frenar este proceso de degradación, despoblación y declive de los barrios, el PEP plantea establecer criterios para la rehabilitación y renovación de viviendas, con la regulación de alturas o composición de fachadas, entre otros. La finalidad no es otra que la de "combinar la protección del paisaje histórico con la adaptación a las actividades y hábitos de vida de la sociedad actual".

Pero también se apuesta por la revalorización y recuperación del espacio público a través de una serie de recomendaciones para homogeneizar su diseño. En este sentido, el plan define unos itinerarios principales para unir puntos de interés, así como preservar y abrir las numerosas plazas que ya existen. Para la mayoría de centros históricos, las zonas de aparcamiento son terreno pantanoso y, el caso de Xàtiva no es una excepción. Para tratar de resolverlo se decantan crear una red de aparcamientos y la introducción de garajes privados en las viviendas. "Queremos que los vecinos y vecinas puedan volver a vivir en las calles históricas de la ciudad, calles donde nacieron sus padres o dónde tienen una casa, ofreciendo una calidad de vida igual o superior al resto de la ciudad", ha declarado el regidor de Urbanismo, Ignacio Reig.

Pero el PEP no aspira solo a recuperar la vida en el centro histórico, también quiere incentivar la recuperación económica de los barrios, fomentando los comercios y la ocupación. Y, el planteamiento para conseguirlo, es facilitar la instalación de locales de actividad "intentando encontrar un equilibrio entre las necesidades de la residencia y los diferentes usos de una manera adecuada a la conservación de los valores patrimoniales".

Integración ciudad-montaña

En la montaña del Castell confluyen la historia, el paisaje y la naturaleza, por todo ello y por su valor patrimonial, uno de los objetivos principales del plan es su especial protección. Para ello, parten de la idea de que la ciudad y la montaña deben formar un espacio integrado y conjunto. Y el documento establece que, para lograrlo, se le debe prestar una "especial atención" a los recorridos, accesos y puntos de encuentro entre ambos espacios.

Mientras que la renaturalización de la ciudad es otro de los puntos marcados en esta hoja de ruta de futuro. Entre otras acciones a través de una red de espacios vegetales que contribuya a mejorar las condiciones climáticas, y a generar lugares de descanso, encuentro y juego. Y toma especialmente fuerza la idea de Muralla Verde, esto es la prolongación de l'Albereda hacia la montaña siguiendo el antiguo recinto amurallado de la ciudad. Finalmente, otro de los recursos naturales más relevantes de Xàtiva es el agua. No solo por la Ruta de las Fuentes, sino también por las escorrentías naturales de los barrancos y la acequia que atraviesa de parte a parte la ciudad. En este aspecto, el PEP propone visibilizar y hacer accesibles todos estos canales hidráulicos.

Asimismo, esta preservación y conexión con la naturaleza tiene una vocación de atracción del turismo. Es por ello que el documento establece como uno de sus objetos "prevalecer la llegada de un turismo interesado en la cultura y la naturaleza, que pueda extender sus visitas a lo largo del año". Para lograrlo adapta la regulación de, entre otros, los alojamientos turísticos, la hostelería y el comercio, "de forma que se facilite su instalación en los edificios monumentales con un régimen flexible", concretan.

A todo ello se suman algunos aspectos prácticos que el regidor de Urbanismo ha puesto sobre la mesa y que asegura que mejorarán con la aprobación del plan. Se trata, entre otros, de la independencia de la gestión del núcleo antiguo, que pasará a depender del consistorio: "obtendrá la plena capacidad sobre el núcleo urbano para bien o mara mal, seremos plenamente responsables del núcleo histórico que dejaremos a las generaciones futuras", ha defendido Reig.

Otra de las cuestiones para el edil socialista es la agilidad en las licencias de obras en el conjunto histórico de la ciudad. En este sentido, en estos momentos los trámites para obtener una licencia oscilan entre los tres y cuatro meses: "las demoras lamentablemente a veces hacen imposible las obras en el casco antiguo", ha reconocido. Tras la entrada en vigor del plan, el regidor de urbanismo se ha marcado como objetivo que se resuelvan en un plazo máximo de 30 días. Igualmente, considera que con el documento se incrementará la "sensibilidad" ante la casuística del centro histórico de Xàtiva. "En la práctica acaba siendo un debate sobre la legalidad de la obra, cuando la gestión del núcleo antiguo es mucho más compleja. Por eso la futura comisión mixta de patrimonio deberá ser menos técnica y más orientada a la recuperación efectiva del núcleo antiguo", ha señalado el regidor.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme